martes, 2 de octubre de 2012

Deforma Laboral

“A balazos llegamos, y los votos no nos sacarán”
-Fidel Velazquez

La frase anterior es la entrada perfecta para hablar un poco de la reforma a la Ley Laboral mexicana, y es que la verdad estamos hablando de algo que está sumergido en mucha desinformación e ignorancia.

Estoy plenamente consciente de que hay muchos a favor y muchos en contra. Hay, de hecho; muchos más en contra, pero es el tema de nunca acabar y aprovecho para comentar y agradecer de sobremanera la libertad de expresión que no teníamos hace un poco más de 12 años.

El asunto es que la reforma laboral incluye muchos puntos que pueden ser perjudiciales para el sindicalismo mexicano, pero también debo decir que solo para el sindicalismo desvirtuado y no evolucionado. El sindicalismo mexicano es ejemplar a nivel mundial, pero también significa un cargo lastre para la evolución del país y su desprendimiento del paternalismo en el que se sumergido la relación laboral.

No podemos hablar de algo tangible todavía. Quiero aclarar firmemente que estamos hablando de algo que todavía llamamos “proyecto de reforma”. Lo curioso es que este “proyecto” se presentó por primera vez en 1988, y fue presentada nada más y nada menos que por el lustre señor (lustre por lo del craneo brilloso) Carlos Salinas de Gortari. Y cabe mencionar que en ese entonces los diputados filiales de la CTM la batearon como el buen beisbolista Vinicio Castilla. Pues era impensable para ese entonces que un presidente le quitara el poder al Señoron Fidel Velazquez. Obviamente los puntos eran esencialmente los mismos pero encaminados al asunto este del TLC que se gestó en 1991. Es por esto que se hablaba del “pago por hora de trabajo”, que es un término que los que vivimos en frontera conocemos y no somos ajenos, pero que de igual forma no aplicó en ninguno de los puntos.
La actual propuesta de reforma laboral atenta solamente contra el “valor de lo que añoramos” de la revolución de 1910. Debemos estar centrados en contexto de que ya pasaron mas de 100 años y el país requiere de cambios igual de radicales que las protestas y las marchas de las izquierdas. Y no me refiero a que se afecten a terceros; más bien que el beneficio será en muchos sentidos positivos. Ninguno de esos beneficios dará sustentabilidad al aumento de poder e influencia en los centros de trabajo. Seamos realistas; en México se viola la Ley Federal del Trabajo todos los días. Ahora bien, esas violaciones le dan de comer a los que trabajan en la dependencia que cariñosamente acojimos como nuestra “esquina técnica”, al igual que los abogados laboralistas. En verdad esto si atenta contra este “mainstream” ciclado y al cual ya todos los empleadores le agarraron la onda.
Veamos ahora la parte de crecimiento económico y defensa del patrón. Porque asi como en la Revolución Mexicana fueron en contra de la opresión del Mexicano por parte de los “señores feudales”. Si había algo que se equiparaba al esclavismo y no debemos negarlo. Pero ahora va mi muy expresivo “COME ON!!!”: Porque ahora si creo que estamos deteniendo desarrollo y no solamente crecimiento. Estamos atentando con la creación de empresas e inversión de connacionales. Porque una cosa es defendernos del “Masiosare” y otra cosa es convertirnos a nosotros mismos en el “extraño enemigo” si ya hay muchísima inversión extranjera.
Incluso me atrevo a decir y lo digo porque lo he visto y sentido: Asustamos al empleados. Y debemos preguntarle al trabajador, y me refiero al verdadero trabajador que si se entusiasma y se pone la camiseta del micro y pequeño empresario que quiere emprender un negocio y se topa con los obstáculos que parieron los vicios de lo que llamábamos “logros sindicales” de los gremios, confederaciones y uniones de trabajadores en años pasados.
No me malinterpreten; en verdad soy muy respetuoso de los derechos humanos, pero no los confundamos con proteccionismo laboral. Si bien ya estamos en presencia de situaciones que sabemos “le sacan la vuelta” a la Ley Laboral, por que nos espantamos con esto.
Hay necesidad de trabajo, por lo cual las personas accedemos a trabajar por una remuneración económica. Y creanme que es algo NO REGULADO. Pues me voy a permitir decir que algunos puntos de la propuesta de reforma se va a los vértices vulnerables de estas prácticas de los empleadores. Debemos ser realistas, no son las mismas épocas, no somos las mismas personas, no son los mismos empleadores tiranos, y creo que no son las mismas circunstancias.
Debemos ser más receptivos al cambio y ahi les va una analogía deportiva:
“El balón no estará todo el tiempo de nuestro lado; pero estaremos en el misma cancha y en el mismo juego”.
Lo anterior para el que lo entendió, y para el que no, pos leanme más seguido para que le entiendan.

1 comentario:

  1. Antes de quejarse hay que informarse!! Gracias luis por la info... saludos

    ResponderEliminar