martes, 29 de enero de 2013

Las Benditas Ventas

POS RESULTA QUE HAY QUE VENDER.

Nada nuevo para los que nos hemos topado con la barrera del habito de vender.
el alma de las empresas que ofertan productos o servicios son las ventas. Si no vendes, no sobrevives. Y para sobrevivir, hay que vender. El clásico circulo vicioso de las pequeñas empresas que se ven inmersas en la decisión de cerrar operaciones porque "nadie les compra".
En lo personal ya estuve en la situación de darme de topes contra la pared porque "no soy vendedor" (en realidad lo recuerdo con mucho cariño jajajajaja. Saludos Víctor).
Y recientemente me volvió ese recuerdo porque al participar de dos negocios totalmente distintos uno del otro, me hice el planteamiento de "¿Y quien diablos va a vender lo que ofrezco?", posterior a esto me vuelco de risa ilustrándome la cara de mi antes mencionado buen amigo, y les quiero compartir el conocimiento que él me transmitió hace algunos años atrás: (no textualmente, pero intentare replicarlo con las ideas centrales)
"El alma del progreso de una empresa o negocio son las ventas. No puede haber ningún negocio que se mantenga de su misma producción  si alguien no la vendió antes. Es decir: no puedes hacer algo o producir algo, si alguien antes no te lo pidió". Y aquí es donde mas me golpeo con esta frase: "Podrás ser el mejor de los administradores y estrategas financiero; pero ¿que diablos vas a administrar si no hay ingresos?" (jajaaja y me da risa ahora que lo recuerdo).
Cuanta razón tendrán esas palabras, que todavía retumban en mi mente y dieron paso a que me empezara a preocupar por recomendar fortalecer las ventas. Mi guru en ventas es Lee Iacocca, quien fue el original creador del Ford Mustang ( y me vale que se lastimen orgullos de los fans del vehículo deportivo). Y aunque la historia no le de mucho crédito en 1984 fue el escritor de dos "best sellers", y es por mucho el "mesías de Ford y Chrysler", por sus dos grandes aciertos en intuir las preferencias y gustos del consumidor promedio y concebir un producto "hecho a la medida" del consumidor.
La intuición en las ventas (como decía mi amigo), no es mas que convencer a mi cliente de que mi producto es lo que él necesita. Es mi deber como vendedor hacerle ver a mi cliente todos los beneficios que obtendrá de mi producto, sin mentirle. Mi cliente confía en mi.
Ahora bien: ¿que hay de los que no son mis clientes aun?.
Los que todavía no son mis clientes, deben saber que existo: Plan de Marketing. (Casi caigo en la idiotez de obviarlo).
Es tan claro como el antónimo color de mi amigo. HAY QUE VENDER. Y los libros, google, wikipedia y hasta los Testigos de Jeovah (lo menciono en la mas respetuosa de las intenciones) nos van a decir que la mejor estrategia es acercarnos al mercado potencial.
Lo interesante es que en regiones del país  se vuelve a profesionalizar la actividad personificada en el ente humano como Vendedor.
Y esto es alentador, porque a pesar de las evoluciones de los negocios, el ciclo regresa a personalizar el contacto con el prospecto de cliente. 
Ahora bien. Sirva la presente para anunciar que se solicitan vendedores en reconocida empresa del giro de tecnologías de la información y comunicación en la ciudad de Nogales.
Saludos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario